Seleccionar página

Marketing y Customer Experience: demuestra que tu promesa de marca es cierta

Haz de la experiencia de cliente tu
principal ventaja competitiva

Atrae


 

Construye una marca deseable y esfuérzate para que sea visible

Vende


 

Habla el idioma de tu usuario y convéncele de que mereces la pena

Fideliza


 

Cumple tu promesa y ofrece al consumidor más de lo que pensaba recibir

Enamora


 

Haz algo por tu cliente que nunca haya hecho otra empresa

Atrae

Construye una marca deseable y esfuérzate para que sea visible

Vende

Habla el mismo idioma que tu cliente y convéncele de que mereces la pena

Fideliza

Cumple tu promesa y ofrece al consumidor más de lo que pensaba recibir

Enamora

Haz algo por tu cliente que nunca haya hecho otra empresa

El conflicto surge cuando
otros no cumplen nuestras expectativas

Tómate unos segundos para reflexionar sobre la siguiente cuestión:

¿Has pensado alguna vez con cuántas marcas ha interactuado tu consumidor a lo largo de su vida? O más fácil, ¿con cuántas empresas pudo interactuar en un día normal como el de ayer?

Las respuestas pueden ser diversas: ¿decenas?, ¿cientos?, ¿miles, quizá?

Tras esta reflexión, te hago otra pregunta:

¿Cuántas de estas marcas crees que son realmente imprescindibles para él? ¿La desaparición de cuántas de ellas tendría un verdadero impacto en su vida?

Según el último estudio llevado a cabo por la agencia Havas, los consumidores piensan que 8 de cada 10 empresas son prescindibles.

Esto quiere decir que, probablemente, tus clientes no sentirían la desaparición de tu compañía. Si dejara de existir, encontrarían un repuesto y en un tiempo ni siquiera recordarían que algún día existió.

Pero hay marcas que dejan huella. Todos tenemos empresas por las que sentimos un cariño especial, a las que seguimos unidos con el paso de los años y que recomendamos a nuestros familiares y amigos.

Éstas, además, serán empresas a las que sabremos perdonar si un día se equivocan.

Genera un vínculo emocional con tu cliente

Esfuérzate por exceder sus expectativas y no cometas el error de conformarte con tener consumidores “satisfechos”. Si no te crees esto, mira a tu competencia: está llena de clientes que un día estuvieron contentos contigo.

Últimos artículos del blog

Pin It on Pinterest