Seleccionar página

ace unas semanas publiqué la primera parte del artículo sobre estrategias de marketing digital para pequeñas y medianas empresas.

En este primer artículo me centraba en la fase inicial que todo buen plan de marketing debe contemplar: el estudio y análisis tanto de la propia empresa como del entorno y la competencia.

Dicha fase inicial es clave para determinar el punto de partida del negocio, fijar los objetivos que se pretenden conseguir y tener claro el tipo de cliente al que nos dirigimos.

Como creo que ya has tenido tiempo suficiente para realizar este ejercicio previo de investigación, es el momento de comenzar con las acciones digitales de este año 2020.

Así es que en esta segunda parte del artículo te voy a contar estrategias de marketing online que son muy efectivas pero, sobre todo, sencillas de llevar a cabo para cualquier empresa.

9 estrategias de marketing digital para pymes (Parte II)

Dado que en el artículo anterior te presenté las cuatro primeras acciones para desarrollar este año 2020, a continuación, voy a contarte cinco más.

5. Escribe artículos en tu blog

A estas alturas, es posible que ya sepas que los contenidos son la base del posicionamiento orgánico (SEO).

Y es que los usuarios recurren constantemente a Google para informarse o para buscar un experto en el tema que les interesa.

Por eso, tu web aparecerá en la medida que ofrezca contenido relacionado con la búsqueda que realiza el usuario.

Dado que tienes una opinión experta en tu negocio y en su sector, te animo a publicar artículos especializados en tu temática.

A la hora de escribir, mi recomendación es que te centres en utilizar un tono profesional, didáctico y acorde con tu cliente ideal -ese que has definido con las pautas ofrecidas en la primera parte de este artículo-.

Es decir, vigila bien el registro y no cometas el pecado de ser excesivamente coloquial ni, por el contrario, técnico.

Ten en cuenta que debes transmitir autoridad con tus mensajes. Sin embargo, si el usuario que te lee no es un experto en el tema, no puedes hablarle como a un «colega» de profesión.

Además de esto, te aconsejo que te esfuerces por aportar valor a tu cliente ideal.

Para ello, piensa en los temas que le interesan, las dudas que tiene o los problemas que le preocupan.

Es decir, básate en el conocimiento que tienes de tus clientes y en los principales interrogantes que te plantean cuando estás con ellos.

Por ejemplo: un abogado laboralista sabe que sus clientes son trabajadores a los que les importan especialmente las cuestiones relativas al despido.

Por eso, en su blog puede tratar, además de otros muchos temas, asuntos relativos a las causas y los tipos de despido o el cálculo de indemnizaciones.

6. Saca partido a Google My Business

Es muy posible que ya cuentes con una ficha en Google My Business. Sin embargo, también es probable que no la tengas optimizada.

Y es que Google se caracteriza por actualizar frecuentemente todos sus servicios y ofrecer nuevas funcionalidades y características.

Este hecho hace que sea muy complicado seguir su ritmo y estar al día de sus novedades. Por ello, la mayoría de los negocios no aprovecha todos los elementos que ofrece Google My Business.

Sin embargo, tener optimizada la ficha es vital para conseguir un buen posicionamiento SEO local.

Y, si tienes una pyme, posiblemente sepas que el SEO local tiene, por lo general, una gran importancia, ya que parte de tus clientes están localizados en la zona geográfica en la que se ubica tu empresa.

Una vez dicho esto, vamos a profundizar en la estrategia que debes seguir en Google My Business:

Añade todos los datos de contacto

Además de añadir la dirección de tu web, debes incluir un número de teléfono para que los clientes te puedan contactar fácilmente.

Muestra los horarios correctamente

La mayoría de empresas que tiene un perfil en Google My Business incluye sus horarios de apertura.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que los horarios no son un elemento completamente estático. Por eso, es importante que estés pendiente de actualizarlo en festivos, vacaciones o fechas especiales.

Por ejemplo, si en verano o Navidad tienes un horario diferente al del resto del año, acuérdate de cambiarlo.

Horario de apertura en Google My Business

Incentiva las reseñas positivas

De todos los consejos que te ofrezco para optimizar tu ficha de Google My Business, este es, posiblemente, el más importante.

Esto se debe a que, por un lado, Google premia con mejores posiciones a los negocios que tienen una buena reputación.

Por otro lado, las reseñas son unos de los elementos de la ficha que mayor atención atraen por parte de los usuarios.

Y es que, hoy en día, es muy frecuente que los consumidores, antes de probar un nuevo producto o servicio, busquen opiniones sobre el mismo.

Por tanto, mi recomendación es que establezcas una estrategia sostenida en el tiempo que esté encaminada a la consecución de reseñas positivas.

Normalmente, a los propietarios de pequeñas y medianas empresas les resulta muy tentador solicitar reseñas a sus empleados, amigos y conocidos.

Aunque esta sea una estrategia válida para empezar y conseguir tus primeras valoraciones, lo cierto es que necesitas un método más escalable para que las reseñas crezcan sostenidamente en el tiempo y aporten información representativa al resto de usuarios.

Si ofreces un buen servicio a tus consumidores, lo más probable es que las opiniones positivas lleguen por sí solas. Sin embargo, resulta imprescindible incentivarlas.

Por muy básico que parezca el consejo, mi recomendación es que solicites directamente las reseñas a los clientes que ya conoces o con los que tienes más confianza.

Y, una vez que recibas dichas valoraciones, te recuerdo la importancia de responder a todas las reseñas, sean buenas o malas.  Con tu respuesta, tendrás una nueva oportunidad de causar una mejor impresión en los usuarios que las lean.

Cada día son más los usuarios para los que las reseñas son determinantes a la hora de tomar la decisión sobre si adquirir o no un producto o servicio.

Incluye imágenes de calidad

Google My Business también te ofrece la posibilidad de añadir imágenes de tu negocio en tu perfil.

Por eso, te animo a que, a través de estas imágenes, muestres a los usuarios tus productos, instalaciones o empleados.

Eso sí, si vas a incluir fotografías es recomendable que cuides su calidad para que tengan un aspecto profesional.

Incorpora una buena descripción

Google también pone a tu disposición un apartado en el que puedes describir a qué se dedica tu empresa.

Mi consejo es que aproveches este espacio para, además, transmitir las «bondades» de tu negocio.

Es decir, puedes mencionar aspectos relacionados con tus años de experiencia, los valores diferenciales de tu método o la alta formación de tus profesionales, por ejemplo.

Actualiza las publicaciones semanales

Si bien el de la descripción es un elemento estático que no tiene que modificarse con regularidad, las publicaciones sí deben ser actualizadas semanalmente.

La característica principal de la actualización es que debe ser modificada cada siete días. Si no se hace, el texto desaparece y no se muestra.

Por tanto, puedes aprovechar esta sección para comunicar información novedosa o más «pegada» a la actualidad.

En definitiva, puede haber algún apartado al que no encuentres demasiada utilidad o que, incluso, pueda no se demasiado apreciado por tus usuarios.

Sin embargo, como norma general, te aconsejo que saques partido a todas las opciones que te ofrezca Google My Business, aunque sea por una razón muy básica: cuanto más espacio ocupes tú, menos dejarás a la competencia.

7. Elige bien tus redes sociales

Hoy en día, contamos con un gran abanico de redes sociales: Instagram, Facebook, Twitter, YouTube, LinkedIn, etc.

Esto supone que una pequeña o mediana empresa no pueda gestionar perfiles y generar contenido para cada una de ellas.

Por tanto, aquí mi recomendación sería que te dedicaras solamente a aquellas que puedas abarcar.

Es decir, es mejor que tu empresa esté presente solamente en una o dos redes sociales -teniendo una estrategia sólida y publicando contenido de manera regular- que cuente con cinco perfiles desatendidos.

Para saber en qué red o redes debes centrarte, vuelve al buyer persona que construiste tras la primera parte de este artículo. Es decir, piensa en tu público objetivo: dónde está y qué contenidos le gusta consumir.

De la misma manera, una vez que tengas el perfil activo en la red social y te dediques a publicar posts, ten siempre en mente los principales intereses de tu cliente ideal.

Y, por supuesto, asegúrate de que todas las publicaciones que subes tienen un propósito. Es decir, evita al máximo posible los contenidos del tipo «buenos días» o «a por el lunes».

En su lugar, esfuérzate por publicar contenido interesante y de valor.

Dado que generar contenido verdaderamente útil es una de las cosas más difíciles en redes sociales, mi consejo es que crees un calendario editorial y planifiques de antemano qué publicaciones subir cada día.

Si, a principio de cada mes, organizas la mayor parte de los posts que vas a publicar, ahorrarás tiempo y evitarás tener que pensar deprisa y corriendo o cuando te falte inspiración.

Publicar contenido en perfil de Facebook

8. Explora el marketing de influencers

Cuando pensamos en influencers, quizá pensemos solamente en aquellos que cuentan con cientos de miles de seguidores.

Sin embargo, ten presente que también existen los llamados microinfluencers y que una pyme puede encontrar en ellos a sus grandes aliados.

Un microinfluencer puede no ser conocido por el gran público pero tiene mucho poder de influencia sobre su comunidad de seguidores.

Y, lo que es mejor, cobra menos dinero y se conforma con productos o servicios más baratos que las grandes «estrellas».

Por ejemplo: estos microinfluencers pueden ser periodistas que trabajan en un medio de comunicación o profesionales autónomos de cualquier otro área que cuentan con un perfil relevante en Instagram.

9. Confía en tus empleados

No me cansaré de repetir que hay muchísimas empresas que desperdician el conocimiento valioso que tienen sus empleados.

Y es que, en multitud de ocasiones, las decisiones se toman, únicamente, desde “arriba”. Es decir, sin haber contado con el criterio o la información de aquellos trabajadores que están en la “trinchera”.

Es un hecho que la visión de la Dirección pueda ser más global. Sin embargo, si solamente se tiene en cuenta su perspectiva, se pierden los detalles que aportan las personas que diariamente realizan un determinado trabajo.

Por tanto, te recomiendo que establezcas un buen sistema de comunicación e información. Y que, aparte de tu propia opinión, tengas muy en cuenta todo lo que te pueden contar las personas que cada día pasan horas y horas con los clientes.

Espero que, si aún no tienes un plan de marketing digital relativamente profesionalizado, todas estas estrategias te hayan resultado inspiradoras.

Aunque lo ideal es siempre que sea un consultor de marketing online el que lleve a cabo tu plan, las acciones mencionados son un buen comienzo si lo que estás buscando es una primera toma de contacto.

Pin It on Pinterest